viernes, 7 de abril de 2017

Hawaii: ¡qué playas!



Quien no soñó alguna vez con visitar Hawaii que levante un dedo. Quien haya hecho su fantasía realidad, también. Nosotros lo levantamos por partida doble. Las vacaciones pasadas nos fuimos a explorar el archipiélago que conforman las Islas Hawaii, en el Pacífico Central, compuesto por 18 islas y atolones repartidos a lo largo y ancho de 2.400 kilómetros cuadrados. Las hay para todos los gustos pero todas son de naturaleza volcánica. Nosotros buscábamos relax y naturaleza y nos detuvimos en Kauai. La elección fue sobresaliente. 




Playas increíbles, sin gente, nada construido, abrazadas de verde, azul y fina arena. Un completo paraíso.







Kauai es tan pacífica que las gallinas viven en libertad y hay muchísimas sueltas por toda la isla. Cuentan en las aldeas que llegaron con un fuerte huracán, aunque es probable que no se trate más que de una leyenda. 




Cascadas como esta ideales para un zambullirse en una piscina natural y poner la guinda a una excursión, senderos únicos para practicar el trekking, aguas cristalinas para hacer snorkeling, surfear en la cuna del surf... El sueño de Hawaii no es un mito. En Kauai es una realidad. 



Árboles altísimos, flores de todos los colores y, sobre todo, un verde reluciente rodeándolo todo. Exótico y romántico, para el relax o la aventura. Kauai tiene todos los ingredientes para pasar unas vacaciones increíbles. ¡Querrás volver!







El archipiélago en general es caro y hay detalles a tener en cuenta como que no encontrarás un bar abierto en Kauai más allá de las once de la noche. En cuanto al apartado gastronómico, prepárate para descubrir pescados diferentes y una completa oferta de cocina internacional, desde un plato de sushi a una big burger, algo normal ya en cualquier destino turístico. De Kauai nos gustó todo, todo, pero si tuviéramos que quedarnos con una cosa, esa serían desde luego sus playas paradisíacas. 









No hay comentarios:

Publicar un comentario